previous arrow
next arrow
Slider


Cortijo Pallarés.

¡A 10 minutos de Sevilla!

Situado en lo que antiguamente se conocía como el olivar de Permingo, más concretamente en la suerte de Patarín, se levanta bajo los cimientos de una antiguo cortijo morfológicamente estructurado en torno a un patio cerrado. Esto le permite tener diferentes espacios que pueden ser utilizados según las necesidades de cada evento y los gustos personales de los novios.
El verdadero encanto del Cortijo Pallarés es que toda esta restauración ha sido llevada acabo por su actual propietario, Curro Pallarés, artesano de la forja y la carpintería de madera y dedicado desde hace más de 50 años a la construcción y restauración de coches de caballos.

Esto ha permitido que verdaderamente, dentro del cortijo se viva un ambiente de la época y que en cualquier rincón donde fijemosla mirada no deje de llamarnos la atención el buen gusto de los trabajos artesanales.



Las opiniones de nuestros clientes
Lea las opiniones de nuestros clientes